De Toledo al mundo. El regalo perfecto que te tienes que llevar si visitas Toledo.

19 de diciembre de 2022

Conocer el origen del mazapán y donde fue la primera vez que se elaboró esta delicia gastronómica no es tarea nada fácil como ocurre con cualquier producto gastronómico de larga tradición en nuestro entorno geográfico donde tantas y tantas culturas han creado un crisol incomparable ha nivel mundial.

Lo que si está claro es que en los orígenes del mazapán se entremezclan las tres vías de España, Italia y los Países Árabes donde la tradición hunde sus raíces en la cultura gastronómica veneciana, toledana y mudéjar.

Pero lo que si tenemos claro en la actualidad es que si hay una capital mundial del mazapán es sin ningún género de duda TOLEDO.

Hay fuentes que sitúan su origen en el convento de San Clemente en Toledo durante la época de hambruna ocurrida en Castilla tras la batalla de las Navas de Tolosa (1212) done las monjas al no haber trigo en la ciudad pero teniendo sus despensas llenas de azúcar y almendras decidieron dar de comer a los hambrientos con este primigenio mazapán del siglo XIII.

En el Hospital de Santiago de Toledo se daba a los enfermos un alimento a base de pechuga de gallina deshecha mezclada con almendra y azúcar que se supone que era una variante del mazapán, y en 1613 las ordenanzas de los confiteros dejaban claro que sólo se admitía como ingredientes para el mazapán la almendra de Valencia y el azúcar blanco.

En la actualidad hay en la ciudad de Toledo muchos obradores que siguen elaborando en diferentes formatos el mazapán. Desde las características figuritas para comerte en ¨dos bocados¨ hasta las anguilas ¨enroscadas» en diferentes tamaños.

Si desde el Grupo Nuevo Almacén Tarambana tuviésemos que recomendaros un obrador en especial para llevaros uno de los mejores recuerdos de Toledo no tendríamos ninguna duda en aconsejaros Santo Tomé que además tiene una preciosa «boutique cafetería pastelería¨ vecina a nuestro Tarambana Gastrobar en la Avenida Irlanda de Toledo.

El Obrador de Santo Tomé se encuentra en el centro histórico de Toledo donde también cuentan con una de las cuatro confiterías que tienen abiertas al público en Toledo. Desde 1856 elaboran sus ¨delicatessen¨ de forma artesanal, y en el caso del mazapán sin añadir nada que desvirtúe el sabor tan especial conservado durante siglos. Podemos decir que Santo Tomé es uno de los garantes de que la tradición de este producto tan emblemático para Toledo y España continúe vivo.

Nota : En nuestro mapa «Guía de Toledo» en este mismo web tenéis disponible las ubicaciones de las confiterías Santo Tomé para poder llevaros ese gran recuerdo de nuestra ciudad. ¡Que lo disfrutéis!

En nuestro mapa «Guía de Toledo» en este mismo web tenéis disponible las ubicaciones de las confiterías Santo Tomé para poder llevaros ese gran recuerdo de nuestra ciudad. ¡Que disfrutéis Toledo y todos sus tesoros!